fbpx

Tres errores clásicos en la protección contra incendio

By Alejandro Riveros Salamanca

Cualquier actividad que desarrollamos ya sea laboral, o en nuestro diario vivir, conlleva riesgos. Los sistemas de gestión de seguridad y salud en el trabajo, y los programas de control de pérdidas en las empresas deben trabajar primordialmente en la eliminación de riesgos e implementación de medidas preventivas para que no ocurran pérdidas accidentales. Sin embargo, a pesar de la efectividad de estas actividades, tenemos que convivir con riesgos imposibles de eliminar y con la posibilidad de que ocurra un incidente o accidente imprevisto, por lo que, es necesario estar preparados para mitigar sus consecuencias con planes para la atención de posibles eventos o emergencia.

 

El riesgo de incendio lo encontramos presente en todo lugar y actividad; usualmente estamos rodeados de materiales como madera, tela, papel, cartón, plásticos, líquidos inflamables y una infinidad de material combustible y así mismo interactuando permanentemente con fuentes de calor que si no manejamos o controlamos adecuadamente pueden generar fuego. La atención inmediata de un incendio incipiente o conato de incendio con acciones efectivas puede marcar la diferencia entre la extinción de las llamas antes de que ocasionen pérdidas mayores, o la propagación incontrolable de la conflagración que puede causar la pérdida total de las instalaciones y bienes.

Será necesaria la asesoría de técnicos especializados para tomar la decisión de los equipos a instalar”

¿Estamos preparados para actuar frente a un incendio?

Cuando ocurre un evento nos damos cuenta de las deficiencias que hay para atender la emergencia, a continuación, destaco tres errores clásicos que se evidencian usualmente en un incendio:

  1. No contar con equipos de protección contra incendio: Toda instalación debe contar con equipos de detección y extinción adecuados al riesgo a proteger, atendiendo las normas de seguridad y disposiciones legales. Si no se cuenta con los equipos no queda más que dar aviso y “correr” a protegerse.

En el mercado encontramos desde extintores portátiles para situaciones de bajo riesgo y rápida actuación, hasta redes hidráulica fijas y sofisticados equipos automáticos de detección y extinción con agentes químicos especializados. Será necesaria la asesoría de técnicos especializados para tomar la decisión de los equipos a instalar.

La primera pregunta que debemos hacernos, entonces, es:

¿Tenemos los equipos de extinción necesarios y adecuadamente instalados?, esto aplica para el lugar de trabajo, la casa, el vehículo y en general cualquier sitio donde departimos y esté presente el riesgo de incendio.

  1. No estar capacitado para operar los equipos: De nada sirve tener los equipos si no se saben utilizar. La falta de conocimiento va a demorar las acciones hasta no descubrir cómo funcionan los equipos y va a disminuir la efectividad por utilizarlos incorrectamente. El tiempo es un factor crucial en la extinción del fuego, dependiendo de la carga calorífica de los materiales en combustión, en 5 minutos o menos un incendio puede volverse incontrolable para una brigada empresarial. Por esto, es importante realizar capacitación y entrenamiento constante sobre el funcionamiento de los equipos que tenemos a disposición y las técnicas de extinción seguras y efectivas.

 Surge la siguiente pregunta:

¿Estoy capacitado para operar los equipos de protección contra incendio que tengo a disposición; dentro de mi empresa cuento con personal capacitado en todas las áreas y turnos de trabajo?

  1. Tener los equipos, estar capacitado y que los equipos no estén operativos: Esta es la peor situación, porque confiamos en el equipo y nos enfrentamos al fuego exponiendo nuestra vida con un implemento que no sirve, por esto, es necesario realizar el mantenimiento y pruebas de los equipos de acuerdo con las recomendaciones del proveedor y hacer inspecciones frecuentes para verificar su estado.

 Finalmente debemos preguntarnos:

¿Estoy seguro de que mis equipos de protección contra incendio están disponibles y funcionando perfectamente?

La invitación es a que se cuestione sobre estos tres aspectos y tome de inmediato las acciones necesarias para no caer en los errores expuestos, con esto le garantizamos que va a estar preparado para actuar en caso de incendio, sin duda, lo primordial es la prevención, pero es mejor estar preparado para algo que ojalá nunca suceda, a que suceda y no estemos preparados.

Y les dejo una última inquietud:

¿Tiene usted una póliza de seguro que ampare el riesgo de incendio de sus bienes?

Consulte con Dynamic Gestión de Riesgos, su asesor en seguros, cuál es la mejor alternativa del mercado para proteger sus propiedades.

Comparte nuestro contenido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Déjanos tus dudas

Y uno de nuestros asesores se contactara en un instante contigo.

  • Calle 37 # 17 - 21 Bogotá Co
  • comercial@dynamicgr.com
  • 317 283 0323
  • (1 ) 245 1198